Número: 32
Título: REGLAMENTO INTERNO PARA EL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL
Fecha: 24/10/1988

IMPORTANTE: El presente documento, corresponde al texto original de la Acordada 32/88.

Por tal motivo, sugerimos consultar las siguientes Acordadas, complementarias y modificatorias de la presente:

Nº 1989 (de fecha 29/05/89 ARCHIVO TRIBUNALES – HORARIO VESPERTINO)

Nº 1989 (de fecha 03/07/89 REGLAMENTO INTERNO DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL – PRESTACIÓN DE SERVICIO EN HORARIO ESPECIAL),

Nº 1989 (de fecha 21/09/89 REGLAMENTO INTERNO DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL – COMPENSACIÓN DE VACACIONES NO GOZADAS),

Nº 1989 (de fecha 22/11/89 REGLAMENTO INTERNO DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL – ANTIGUEDAD PARA GOZAR DE DESCANSO ANUAL),

Nº 21/90,

Nº 25/90,

Nº 4/91,

Nº 1991 (de fecha 10/12/91 REGLAMENTO INTERNO DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL – FALTA DE RESPETO),

Nº 5/94,

Nº 6/94,

Nº 1994 (de fecha 14/12/94 REGLAMENTO INTERNO DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL – LICENCIA COMPENSATORIA DE FERIA),

Nº 10/94,

Nº 1/95,

Nº 1995 (de fecha 23/02/95 HORARIO VESPERTINO PARA FUNCIONARIOS – FLEXIBILIZACIÓN),

Nº 1995 (de fecha 05/05/95 LICENCIAS – ANTELACIÓN – NECESIDAD DE ESTAR CONCEDIDA PARA SER GOZADA),

Nº 1995 (de fecha 30/05/95 REGLAMENTO INTERNO DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL – LICENCIA POR RAZONES PARTICULARES ANTES O DESPUES DE UN FERIADO, DÍA NO LABORABLE, SÁBADOS O DOMINGOS – CIRCUNSTANCIA IMPEDITIVA),

Nº 5/95,

Nº 6/95,

Nº 8/95,

Nº 11/95,

Nº 4/96,

Nº 6/96,

Nº 8/96,

Nº 13/96,

Nº 15/96,

Nº 5/97,

Nº 14/97,

Nº 29/97,

Nº 30/97,

Nº 31/97,

Nº 94/98,

Nº 1999 (de fecha 16/09/99 HORARIO VESPERTINO – INASISTENCIA – JUSTIFICACIÓN),

Nº 165/99,

Nº 205/99,

Nº 29/02,

Nº 88/04,

Nº 127/04,

Nº 63/08,

Nº 153/08,

Nº 135/12,

Nº 140/12;

Nº 76/16.

TEXTO ORIGINAL:

En la ciudad de San Salvador de Jujuy, capital de la provincia de Jujuy, República Argentina, a los veinticuatro días del mes de octubre del año mil novecientos ochenta y ocho, reunidos en la Sala de Acuerdos del Superior Tribunal de Justicia, los señores Jueces titulares doctores Amado Roberto Cura, Oscar Agustín del Valle Galíndez, Ernesto Clemente Wayar y Sergio Eduardo Valdecantos, y llamado a integrar el Cuerpo el Sr. Fiscal General Dr. Roberto Raúl Salvador, bajo la presidencia del primero y en acuerdo plenario, consideraron:

Que, en ejercicio de poder de Superintendencia que le compete al Tribunal por imperio del art. 136 y sus ccs. de la ley 4055/84-Orgánica del Poder Judicial, resulta conveniente modificar los términos de algunos artículos de la Acordada Nº 4/87 - Reglamento Interno para el Personal del Poder Judicial.

Que, la necesidad de producir estas reformas surge como consecuencia de la adopción de nuevos criterios con relación a situaciones contempladas en el ordenamiento en vigencia.

Por todo ello, el Superior Tribunal de Justicia acuerda:

1º) Modificar los siguientes artículos de la Acordada 4/87 - Reglamento Interno para el Personal del Poder Judicial: 4, 5, 12, 13, 16, 19, 20, 21, 24, 31, 32, 35, 36, 37, 39, 51, 52, 58, 59, 65, 70, 79, 84, 86, 88, 89, 90, 93, 95, 99, 100, 103, 104 y 105.

2º) Aprobar el siguiente texto ordenado del Reglamento para el Personal del Poder Judicial:

TITULO PRELIMINAR

DEL ÁMBITO DE APLICACIÓN

PERSONAS COMPRENDIDAS

Art.1º. Todos los empleados, sin excepción de categoría, que se desempeñan en el Poder Judicial de la Provincia de Jujuy, se encuentran sujetos al cumplimiento del presente Reglamento. El mismo también es de aplicación a los magistrados, representantes de los ministerios públicos y demás funcionarios, en cuanto resultare compatible con la naturaleza de la función que les es pertinente.

CAPITULO PRIMERO

DEL INGRESO Y PROMOCIÓN

Art. 2º. Para ser empleado del Poder Judicial de la Provincia de Jujuy, se requiere:

A. CONDICIONES GENERALES:

a) Ser argentino nativo o naturalizado.

b) Contar con 18 años de edad.

c) Buenos antecedentes de conducta.

d) Buena salud y aptitud física y psíquica adecuadas a la función o labor a la cual se aspira ingresar, a cuyo fin se practicará al postulante un examen preocupacional.

B. CONDICIONES ESPECIALES: Para acceder a cargos administrativos, se requiere, además:

a) Título de bachiller, maestro normal, perito mercantil o equivalente.

b) Aprobar prueba de dactilografía y de oposición y antecedentes ante el Superior Tribunal de Justicia, conforme al régimen de concursos que el mismo establezca. En el deberán preverse las condiciones y alcances del sistema, así como las excepciones que eventualmente pudieran introducirse al mismo.

Art. 3º. INCAPACIDADES. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, no podrán ingresar ni pertenecer al plantel del Poder Judicial de la Provincia de Jujuy:

1) El condenado por hecho doloso, falta incompatible con el desempeño de la función pública o peculiares al personal de la Administración Pública.

2) El fallido o concursado civilmente, hasta que obtenga su rehabilitación.

3) El que desempeñe funciones o desarrolle actividades que por su naturaleza resulten inconvenientes o incompatibles con la función pública.

4) El que tenga pendiente proceso criminal por delito doloso, se halle inhabilitado o exonerado o se encuentre en situación de inhabilidad o incompatibilidad.

5) El infractor a disposiciones sobre servicio militar.

Art. 4º. PERIODO DE PRUEBA. El nombramiento del personal de planta permanente tendrá el carácter provisional durante los tres primeros meses. A su término se transformará en definitivo, previo al informe que sus superiores deberán prestar acerca de su idoneidad y condiciones para el cargo o empleo conferido. Este informe será obligatorio para el responsable y deberá ser producido con una anticipación de diez días antes de la confirmación. Este informe será elemento de consideración en la confirmación del cargo y su omisión será considerada falta grave. El Superior Tribunal de Justicia podrá, sin embargo, dejar sin efecto en cualquier momento, la designación provisional, con justa causa, dentro del citado período de prueba.

Art. 5º. ESCALAFÓN Y CARRERA JUDICIAL. Los ascensos de empleados se realizarán conforme al régimen de escalafón y carrera judicial que establezca el Superior Tribunal de Justicia, en el Reglamento Orgánico del Poder.

CAPITULO SEGUNDO

DEL EGRESO

Art. 6º. ESTABILIDAD. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente, los funcionarios cuya designación provea el Superior Tribunal de Justicia y demás empleados permanentes del Poder Judicial, no podrán ser separados de sus cargos mientras dure su buena conducta, su aptitud psicofísica y su dedicación al trabajo.

Art. 7º. CAUSALES DE EGRESO. El empleado dejará de pertenecer al Poder Judicial de la Provincia de Jujuy en los siguientes casos:

a) Renuncia.

b) Fallecimiento.

c) Razones de salud que imposibiliten el desempeño del cargo, después de agotado el máximo de licencia que corresponda.

d) Incompatibilidad o inhabilitación.

e) Cese por razones jubilatorias.

f) Cesantía o exoneración.

g) Cualquiera de las causales establecidas en el Art. 3.

Art. 8º. VALORACIÓN DE SITUACIONES. Con relación al inciso a) del artículo anterior, la renuncia deberá efectuarse por telegrama colacionado, o bien presentarse por escrito y firmarse ante el Jefe inmediato superior, quien certificará la autenticidad de la firma. La aceptación de la misma quedará diferida si mediare instrucción de actuaciones sumariales hasta su conclusión, pudiendo suspenderse preventivamente al agente sin goce de haberes y sin obligación de prestar servicios.

En el supuesto del inciso b) del artículo anterior, la vacancia del cargo por fallecimiento, será declarada por el Superior Tribunal de Justicia.

El cese por razones jubilatorias preceptuado en el inciso e) del artículo anterior, procederá cuando a juicio del Superior Tribunal de Justicia se alcanzare las condiciones exigidas -según la causal- por la legislación en materia jubilatoria.

En tales casos, el personal será intimado a iniciar los trámites respectivos dentro del plazo de treinta días. Ello, sin perjuicio de pedir su jubilación de oficio de acuerdo con la ley de la materia. El Superior Tribunal de Justicia declarará -en cada caso- la fecha del cese definitivo de servicios.

CAPITULO TERCERO

DE LAS OBLIGACIONES Y PROHIBICIONES

Art. 9º. OBLIGACIONES. El personal, cualquiera sea su carácter, y sin perjuicio de otras conductas prescriptas en este Reglamento, esta obligado a:

a) Conocer y cumplir estrictamente este Reglamento.

b) Prestar personalmente sus servicios con rectitud, eficiencia, capacidad y diligencia, en el lugar, tiempo y forma que determinan las disposiciones reglamentarias correspondientes.

c) Observar el debido respeto, cortesía y circunspección con sus superiores, subordinados, compañeros de trabajo, litigantes, sus representantes, terceros citados o interesados y público en general.

d) Someterse a los controles médico-sanitarios y programas de profilaxis que aconseje el servicio médico de tribunales o las autoridades de Salud Pública de la Provincia.

e) Declarar, al tomar posesión del cargo, otras actividades que pudieran desarrollar, a fin de establecer si son compatibles con el ejercicio de sus funciones. El ocultamiento o falsedad de esta declaración podrá autorizar la cesantía.

f) Observar estrictamente el orden jerárquico en todos sus pedidos, comunicaciones y gestiones de cualquier tipo. Sólo si el superior inmediato resultare el afectado o comprometido, se dirigirá al siguiente.

Art. 10º. PROHIBICIONES. Sin perjuicio de otras prescripciones establecidas en este Reglamento, queda prohibido al personal:

a) Gestionar asuntos de terceros o interesarse por ellos salvo los casos de representación legal.

b) Aceptar obsequios, dádivas o recompensas que se le ofrezcan con motivo del cumplimiento de sus funciones.

c) Desplegar actividad político o proselitista en el edificio de Tribunales o en sus dependencias. El Superior Tribunal de Justicia autorizará los supuestos de excepción por causas gremiales.

d) Participar de cualquier forma o emplearse en estudios de abogados, procuradores o escritorios de martilleros, como así también recomendar a algunos de estos profesionales.

e) Dedicarse en horas de trabajo a menesteres distintos a los específicos de su labor.

CAPITULO CUARTO

DE LA ASISTENCIA

Art. 11º. HORARIO. La asistencia diaria al servicio es obligatoria para todos los empleados, funcionarios y Magistrados, quienes deberán concurrir puntualmente a su lugar de trabajo y cumplir personalmente el horario general o específico que establezca el Superior Tribunal de Justicia, según las modalidades propias de cada función.

Art. 12º. HORARIO ESPECIAL. En caso de horario especial, establecido por circunstancias de excepción, el personal no podrá negarse a prestar servicios. Mediando algún impedimento, deberá justificarse como en los casos de inasistencias. Establécese que en caso de horario especial, es obligación de los Secretarios responsables elevar previamente el pertinente informe a Secretaría de Superintendencia, con indicación de los días y las horas de la prestación. Su omisión acarreará la perdida del derecho a gozar de la compensación horaria por parte del personal afectado a tareas extraordinarias. Es facultad exclusiva del Superior Tribunal de Justicia establecer en cada caso, las compensaciones horarias que el personal tendrá derecho por prestaciones en horario especial. La inexactitud o falsedad en el informe que los Secretarios deben elevar a Secretaría de Superintendencia, particularmente en la referencia al tiempo computable a los efectos de la compensación horaria, como así también el desconocimiento de lo aquí dispuesto, constituye falta grave y sus responsables podrán ser sancionados con suspensión de quince a veinticinco días, sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicios.

Sin perjuicio de lo expresamente aquí establecido, el Sr. Presidente del Superior Tribunal de Justicia o los Sres. Vocales del Cuerpo, podrán disponer la prestación de servicios en horario especial al personal de conducción de automotores del Poder Judicial. A los fines del reconocimiento de la licencia compensatoria, el Sr. Intendente del Palacio emitirá un informe detallado del servicio cumplido, el nombre del agente, el horario de ingreso y de egreso, y que será elevado el primer día hábil posterior al recargo, a la Secretaría de Superintendencia para su reconocimiento.

Art. 13º. CONTROL DE ASISTENCIA. La asistencia diaria de los empleados será registrada en una tarjeta mediante un reloj de control electrónico ubicado en el acceso al edificio del Poder Judicial, reputándose como inasistencia injustificada cualquier agregado, enmienda y/o adulteración, ajena a la impresión mecánica en la tarjeta. La salida será registrada en la Secretaría u Oficina de la que el agente dependa y/o en la que le fuera asignada a tal fin, mediante la firma de una planilla impresa, la que será cerrada por el Secretario o Jefe de División, al finalizar el horario de trabajo. En ausencia de estos funcionarios, corresponderá hacerlo al que le siga en jerarquía. El cierre de planilla a cargo del funcionario respectivo, lo hará responsable por la autenticidad de las firmas puestas en la misma. Secretaría de Superintendencia podrá disponer de los medios que estime conveniente para asegurar un efectivo control del registro de entrada; sin embargo, establécese que cualquier dependiente del Poder Judicial está obligado a denunciar la violación de este precepto, cuando tenga conocimiento de ello. La omisión de esta denuncia, debidamente comprobada, será considerada falta grave sancionándose al responsable con suspensión de cinco a diez días sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicios.

Art. 14º. FORMALIDADES EN PLANILLA DE SALIDA. Los responsables de cerrar la planilla de salida deberán consignar la ausencia del agente que se hubiera retirado o que no hubiera concurrido a trabajar, precisando de puño y letra, en el casillero correspondiente a la firma del mismo, cualquier otra observación que estimaren oportuna.

Art. 15º. RETIRO DE PLANILLA DE SALIDA. La planilla de salida -una vez fenecido el horario de trabajo- será retirada de inmediato por la Secretaría de Superintendencia.

Art. 16º. CONTROL DE ASISTENCIA EN OTRAS DEPENDENCIAS Y EN EL INTERIOR. La asistencia en dependencias que funcionen en otro edificio o en San Pedro de Jujuy, será controlada mediante planilla de ingreso y salida a cargo de un Secretario rotativo mensual, conforme al listado que periódicamente actualizará la Secretaría de Superintendencia. Los secretarios responsables informarán diariamente por teléfono a Secretaría de Superintendencia dentro de las dos primeras horas de despacho sobre las inasistencias producidas, indicando si las mismas son con o sin aviso, y, en su caso, la causal invocada. De inmediato se confeccionará un parte diario que será elevado a Superintendencia el último día hábil de cada semana, considerándose la omisión de ésta gestión como falta grave, sancionándose al responsable con la suspensión de tres a cinco días sin goce de haberes y sin obligación de prestar servicios. Mensualmente se elevarán a Secretaría de Superintendencia las planillas de entrada y de salida del personal, dentro de los tres días hábiles inmediatos al mes vencido, considerándose también falta grave el no envío de ésta documentación y sancionándose la omisión de la forma explicitada en el parágrafo anterior.

Art. 17º. IRREGULARIDADES EN ASISTENCIA. El agente que marque tarjeta de asistencia y no preste servicio, será sancionado con suspensión de diez (10) a veinte (20) días, sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicio. Igual sanción corresponderá al que hiciere registrar tarjeta o suscribir por otro la planilla de salida, y al que la registrara o suscribiere por él o al que autorizare el hecho. La reiteración en los casos de este artículo, será causal de cesantía.

Art. 18º. INEXACTITUDES EN PLANILLA DE SALIDA Y REGISTRO DE AUTORIZACIONES. El que consignare inexactitudes o falsedades en las planillas de salida o en el registro a que refiere el artículo 25, incurrirá en falta grave y será sancionado con suspensión de 15 a 25 días, sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicio. Si del hecho surgiere, en beneficio del agente, daño a la Provincia, se incurrirá en causal de cesantía, sin perjuicio de la eventual responsabilidad civil y penal.

Art. 19º. INFORMES DIARIOS Y TRIMESTRALES. Dentro de las tres primeras horas de despacho, el Secretario de Superintendencia deberá elevar un parte diario al Presidente del Superior Tribunal de Justicia, sobre las inasistencias producidas en el Poder Judicial de la Provincia, precisando si las mismas son con o sin aviso y, en su caso, la causal invocada, debiéndose reputar como inasistencia injustificada cualquiera de las formas de adulteración de tarjetas indicadas en el art. 13 del Reglamento Interno. Tomada razón del parte, éste pasará al Sr. Fiscal General del Superior Tribunal de Justicia, para su conocimiento y archivo.

Trimestralmente, al finalizar los meses de marzo, junio, setiembre y diciembre, el Secretario de Superintendencia deberá remitir al Presidente del Superior Tribunal de Justicia, un resumen de las faltas injustificadas producidas durante ese período. Tras la toma de razón, se procederá de igual forma que en el párrafo anterior.

CAPITULO QUINTO

DE LAS TARDANZAS

Art. 20º. LÍMITE MÁXIMO. Se considerará tardanza la falta de puntualidad comprendida entre los once y sesenta minutos posteriores al horario de ingreso. El que incurriere en ella deberá registrar su asistencia en el reloj de control habilitado a tal efecto, en la planilla de ingreso o ante el Secretario de Superintendencia o ante el funcionario expresamente habilitado para ello en el interior de la Provincia. Se considerará ausente al agente que no registre su asistencia de conformidad al procedimiento previsto.

Art. 21º. SANCIONES DISCIPLINARIAS POR TARDANZAS. El agente que incurriere en tardanza dentro del límite horario previsto en el artículo anterior, se hará pasible a las siguientes sanciones:

a) A la quinta tardanza que no excediere de los quince minutos, apercibimiento.

b) A la décima tardanza que no excediere los quince minutos, suspensión de un día sin goce de haberes y sin obligación de prestar servicios.

c) A la vigésima tardanza que no excediere de quince minutos, suspensión de tres días sin goce de haberes y sin obligación de prestar servicios.

d) A la trigésima tardanza que no excediera de quince minutos, se ordenará la instrucción de sumario administrativo para analizar la conducta del reiterante.

e) A la quinta tardanza que excediere de quince minutos, corresponderá la sanción de un día de suspensión sin goce de haberes y sin obligación de prestar servicios.

f) A la décima tardanza que exceda los quince minutos corresponderá la aplicación de tres días de suspensión, sin goce de haberes y sin la obligación de prestar servicios.

g) A la vigésima tardanza que exceda de los quince minutos, corresponderá la aplicación de cinco días de suspensión sin goce de haberes y sin obligación de prestar servicios.

h) A la trigésima tardanza que exceda de los quince minutos, corresponderá la iniciación de sumario administrativo para analizar la conducta del reiterante en los términos del art. 64 inc. a) de este Reglamento.

Sin perjuicio de lo aquí establecido, se determina que el mero cómputo de las tardanzas del agente que sumen treinta en el año calendario, cualquiera sea el número de minutos de infracción, dará lugar a la iniciación de oficio del respectivo sumario administrativo. Establécese que el número de infracciones, a los efectos del cómputo, se refiere a los producidos en el año calendario.

Art. 22º. JUSTIFICACIÓN DE TARDANZAS. En cualquiera de los supuestos de tardanza previstos en el artículo anterior, el agente podrá invocar la justificación que correspondiere, a cuyo fin deberá observar el procedimiento de aviso prescripto por el artículo 29.

CAPITULO SEXTO

DE LA PERMANENCIA EN EL LUGAR DE TRABAJO

Art. 23º. AUTORIZACIÓN PARA RETIRARSE. Los empleados no podrán retirarse de su lugar de trabajo, dentro del horario de labor, sin contar con la debida autorización, la que solo podrá otorgarse por razones de servicio o por justificados e ineludibles motivos y por el lapso que se estime prudente. El agente deberá reponer las horas o el tiempo que emplee en las ausencias. En ningún caso se autorizará el retiro del empleado para dictar clases, aunque sí para asistir a ellas, en cuyo caso, será de aplicación el artículo 70, último párrafo.

Art. 24º. PROCEDIMIENTO DE AUTORIZACIÓN. La autorización prevista precedentemente será otorgada por escrito por el titular del Juzgado o dependencia de que se trate, quien la elevará de inmediato a Secretaría de Superintendencia.

En la circunscripción judicial de San Pedro de Jujuy, la autorización será concedida y registrada por el titular de la dependencia o juzgado a la que pertenezca el empleado con intervención del funcionario que tiene a su cargo el control del horario.

Art. 25º. REGISTRO DE AUTORIZACIONES. Cada salida deberá asentarse en un registro foliado y rubricado por el Secretario de Superintendencia, en cuyo poder permanecerá o de quien en su ausencia, le siga en jerarquía. En cada caso se hará constar la fecha, la hora de salida y de regreso y el motivo invocado.

Art. 26º. AVISO DE INFRACCIÓN. Corresponderá al Secretario, o en su ausencia, al Jefe de División, velar por el estricto cumplimiento de lo dispuesto por el articulo anterior, comunicando de inmediato a Secretaría de Superintendencia, o al Juez o titular de la dependencia de que se trate en el caso de San Pedro de Jujuy, toda infracción al respecto.

Art. 27º. SANCIONES. El empleado que se retirare del lugar de trabajo sin la autorización prevista en el Art. 24º y regresara a sus tareas, será sancionado con suspensión de dos días, sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicio. El que se retirare en idénticas condiciones, sin regresar, será sancionado con suspensión de cuatro días, sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicio. La reiteración podrá determinar la cesantía.

Art. 28º. OMISIÓN DE DENUNCIA. El que teniendo la obligación de denunciar el retiro de los agentes, no lo hiciere en la forma prevista en este Reglamento, será sancionado con suspensión de hasta veinte días, sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicios. La reiteración podrá determinar su cesantía.

CAPITULO SÉPTIMO

DE LAS INASISTENCIAS

Art. 29º. AVISO Y JUSTIFICACIÓN DE INASISTENCIA - En los casos en que el agente no pueda prestar servicios por causas justificadas previstas en este Reglamento, deberá dar aviso de ello a Secretaría de Superintendencia dentro de las dos primeras horas de labor, indicando los motivos de la falta. Dentro del siguiente día hábil deberá justificar la inasistencia por escrito y con la documentación del caso si correspondiere, salvo circunstancias de fuerza mayor, en cuyo supuesto deberá justificar inmediatamente de superado el impedimento. El incumplimiento del procedimiento previsto en este artículo conlleva la injustificación de la inasistencia.

Art. 30º. EFECTOS DE LA INASISTENCIA INJUSTIFICADA. Es condición esencial del derecho a la retribución del agente la efectiva prestación del servicio.

La inasistencia injustificada no da derecho al pago del día de sueldo.

Art. 31º. SUSPENSIÓN DEL AGENTE POR INASISTENCIAS. La acumulación de tres inasistencias injustificadas, continuas o discontinuas en el año calendario, dará lugar a la suspensión del agente por el término de tres (3) días. La acumulación de cinco días de inasistencias injustificadas, dará lugar a la suspensión de cinco días. La suma de diez días de inasistencias injustificadas, dará lugar a la suspensión de diez a veinte días, previo a la sustanciación del sumario administrativo, el los términos establecidos en el art. 97 de éste Reglamento.

Art. 32º.- CESANTÍA DEL AGENTE - La acumulación de 20 (veinte) inasistencias injustificadas continuas o discontinuas en el año calendario, y sin perjuicio de lo previsto en art. 30º, podrá determinar la cesantía del agente.

CAPITULO OCTAVO

DE LAS LICENCIAS

Art. 33º. CAUSALES. El personal del Poder Judicial tendrá derecho a las siguientes licencias:

a) Receso judicial y licencia compensatoria;

b) Razones de salud del agente;

c) Atención de familiar enfermo;

d) Matrimonio;

e) Maternidad;

f) Nacimiento;

g) Fallecimiento de familiar;

h) Incorporación a las Fuerzas Armadas;

i) Examen;

j) Donación de sangre;

k) Actividades culturales;

l) Desempeño de cargos electivos o de representación política;

ll) Desempeño de cargos en Asociación Judicial;

m) Decenal;

n) Razones particulares;

ñ) Por circunstancias especiales.

SECCIÓN PRIMERA

DE LOS RECESOS JUDICIALES

Art. 34º. LICENCIA POR RECESO JUDICIAL. La licencia anual ordinaria por receso se concederá con pago íntegro de haberes. Se considerará cumplida durante los períodos de feria del Poder Judicial que prevé la Ley Orgánica de Tribunales.

Art. 35º. LICENCIA COMPENSATORIA. Quienes hubiesen prestado servicio durante los recesos judiciales, gozarán automáticamente de una licencia compensatoria por un número de días hábiles igual a los trabajados, a partir del siguiente al último día hábil del receso.

Para quienes acrediten en Secretaría de Superintendencia, la necesidad de concurrir el primer día hábil para la entrega de documentación y demás efectos de feria, la licencia compensatoria se computará a partir del segundo día hábil de la finalización del receso.

Cuando lo exigieren las necesidades del servicio, o mediando circunstancias de fuerza mayor o causa equivalente a ella, el Superior Tribunal de Justicia otorgará la licencia compensatoria en fecha distinta a la establecida en los dos primeros párrafos. Sin embargo, esta postergación no podrá exceder los cuarenta y cinco días, corridos a contar de la terminación del receso judicial, oportunidad en que el agente indefectiblemente deberá gozar de la licencia.

Esta licencia deberá gozarse en forma integral, sin fraccionamientos.

Art. 36º. CARÁCTER NO SUSPENSIVO - Los recesos judiciales no suspenderán las licencias acordadas por cualquiera de los motivos contemplados en este Reglamento, excepto los supuestos de enfermedad o accidente inculpable que impida la prestación de servicios. En estos casos, la licencia será interrumpida hasta tanto se produzca el alta correspondiente. Para el reconocimiento de este beneficio, será condición indispensable la notificación fehaciente e inmediata del hecho al Sr. Juez de Feria del Superior Tribunal de Justicia y acreditar mediante certificación médica, el haber padecido la dolencia o causal que se denuncia, siguiendo las normas que fija este Reglamento. El Superior Tribunal de Justicia realizará de inmediato y por sus medios las constataciones pertinentes, para lo cual será obligatorio para el empleado denunciar por escrito el domicilio transitorio en el que se encuentra.

La licencia por maternidad en ningún caso es equiparable a los supuestos de suspensión previstos en esta norma.

Art. 37º. ANTIGÜEDAD MÍNIMA. Para tener derecho a los recesos previstos en la Ley Orgánica del Poder Judicial, el personal deberá contar con una antigüedad inmediata anterior, con prestación efectiva de servicios, de once meses como mínimo en el Poder.

SECCIÓN SEGUNDA

DE LAS RAZONES DE SALUD

Art. 38º. AVISO DE INASISTENCIA POR ENFERMEDAD.- En los casos en que el agente no pueda prestar servicios por razones de salud y el carácter de su afección no le permita concurrir al consultorio médico de Tribunales, deberá comunicarlo a Secretaría de Superintendencia dentro de las dos primeras horas de labor habitual. Dicha Secretaría dará inmediata intervención al médico de tribunales a fin de constatar la existencia de la causal, sus consecuencias y probable duración. Esta certificación se elevará al Superior Tribunal de Justicia dentro de las 24 horas. El agente que pudiendo concurrir al consultorio, solicite control a domicilio, comete falta grave. El médico deberá informar también al respecto.

Art. 39º. INJUSTIFICACIÓN DE LA INASISTENCIA. Si el médico no pudiere efectuar la comprobación de la causal, por no encontrar en su domicilio al solicitante o por otro motivo imputable a éste, no se justificará la inasistencia. Tampoco se justificarán aquellas en que hubiere incurrido con anterioridad a la fecha de la comunicación prevista en el artículo precedente. La concurrencia del médico visitador será obligatoria dentro del horario en que debe prestar servicios el agente requirente. El agente que de lugar a la declaración de tres días de inasistencias injustificadas, invocando razones de salud, por un motivo imputable a éste, dará lugar a la inmediata promoción de sumario administrativo, imputándose al agente la violación al art. 87 del presente Reglamento, con la sanción disciplinaria de cinco a diez días de suspensión en los términos del art. 97, también de este ordenamiento. La reiteración de esta conducta será causal de cesantía.

Art. 40º. LICENCIA POR ENFERMEDAD O ACCIDENTE INCULPABLE. Corresponderá licencia por razones de salud con goce de haberes, por un término no mayor de 45 días corridos, continuos o discontinuos en el año, en los casos de enfermedad o accidente inculpables. Cuando esta licencia requiera de más de 30 días continuos, el agente deberá presentar historia clínica.

Art. 41º. TRATAMIENTO PROLONGADO. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, en los casos en que la enfermedad, por su naturaleza y evolución, requiera un tratamiento prolongado o impida al agente cumplir con las obligaciones del servicio, vencidos los plazos previstos en el artículo anterior, podrá otorgarse según las circunstancias del caso hasta un año de licencia con goce de haberes, previo informe del médico de tribunales y certificado del médico de cabecera o junta médica presidida por el médico de Tribunales, o historia clínica de un facultativo de la especialidad, a criterio del Superior Tribunal de Justicia.

Art. 42º. LICENCIA POR ENFERMEDAD O ACCIDENTE DE TRABAJO. En los casos de enfermedad profesional o de incapacidad temporaria originada por el hecho o en ocasión del trabajo, acreditada con certificado del médico de tribunales, junta médica presidida por él o historia clínica, se concederá hasta un año de licencia con goce de haberes, prorrogable en iguales condiciones por otro año, salvo que se verifique que la incapacidad es absoluta y permanente. En tal caso, será de aplicación lo dispuesto en el artículo siguiente.

Art. 43º. CESE DE FUNCIONES. Las licencias a que se refieren los artículos 41º y 42º podrán ser acordadas en forma continua o discontinua por una misma o distinta afección, pero, una vez agotada la prórroga, el agente cesará en sus funciones.

Art. 44º. INDEMNIZACIÓN. En caso de cese de servicios por incapacidad absoluta y permanente derivada de enfermedad o accidente inculpables, el agente tendrá derecho a una indemnización equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio o fracción mayor de tres meses, tomando como base la mejor remuneración mensual normal y habitual percibida durante el último año o durante el plazo de prestación de servicios.

Art. 45º. RESTABLECIMIENTO DEL AGENTE. Todas las licencias por causas de enfermedad o accidente, quedarán canceladas por el restablecimiento del agente, el que deberá reintegrarse de inmediato a sus funciones.

Art. 46º. OBSERVANCIA DEL TRATAMIENTO. En las licencias de que trata esta sección, el agente estará obligado a observar los tratamientos indicados por el médico de cabecera. El incumplimiento de esta disposición dará lugar a la suspensión de la licencia, o en su caso, al descuento de haberes.

Art. 47º. CERTIFICADOS MÉDICOS DE EXTRAÑA JURISDICCIÓN. Los certificados médicos otorgados fuera de la provincia deberán ser expedidos por médicos de hospitales del lugar donde el agente fuera asistido.

El incumplimiento de esta formalidad dará lugar a la sanción establecida en el artículo anterior.

Art. 48º. RESPONSABILIDAD DEL MÉDICO DE TRIBUNALES. El médico de Tribunales que suscriba los certificados a que hace referencia este Reglamento, es responsable personalmente de la exactitud de los datos que consigne e incurrirá en falta grave por la anotación de circunstancias que no correspondan a la realidad. En tal caso, será de aplicación la previsión del artículo 87 del presente Reglamento.

Art. 49º. NECESIDAD DEL CERTIFICADO MEDICO OFICIAL.- Las licencias o justificación de inasistencias por enfermedad serán acreditadas con la presentación del certificado del médico de Tribunales o certificado expedido por médicos oficiales del lugar u hospitales de la Provincia que estén bajo el control de la Secretaría de Estado de Salud Pública o por el médico de Policía. En caso de que el dependiente se encontrare fuera de la Provincia, deberá estarse a lo dispuesto por el artículo 47º del presente Reglamento.

Art. 50º. JUNTA MÉDICA. Sin perjuicio de lo establecido en los artículos precedentes, el Superior Tribunal de Justicia podrá disponer la constitución de una junta médica en toda oportunidad en que la naturaleza de la afección, su evolución y sus alcances, generen situaciones de duda razonable en relación a las medidas a adoptar.

SECCIÓN TERCERA

DE LA ATENCIÓN DE FAMILIAR ENFERMO

Art. 51º. LICENCIA POR ENFERMEDAD DE PERSONAS A CARGO. En el caso de enfermedad de un miembro del grupo familiar que conviva con el peticionante y requiera su permanente atención personal, podrá otorgársele licencia con goce de sueldo, hasta un máximo de diez días corridos, continuos o discontinuos en el año calendario, y sin goce de sueldo hasta diez días más. Sin embargo, cuando la gravedad de la afección lo aconseje, podrá concederse al agente la licencia contemplada en el art. 41º de este Reglamento Interno, con el cincuenta por ciento de los haberes.

Art. 52º. TRÁMITE. Al solicitar esta licencia, el agente declarará bajo juramento que el enfermo no puede ser atendido en otro lugar o por otra persona. La causal será comprobada por el médico de Tribunales, a cuyo efecto rige el procedimiento previsto en los artículos 38º y 39º de este Reglamento. En lo demás se ajustará a lo establecido en el artículo anterior.

Art. 53º. FAMILIAR GRAVE NO CONVIVIENTE. En caso de enfermedad de un ascendiente, descendiente o colateral hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad, que no conviva con el peticionante, se concederá licencia con goce de sueldo hasta de tres (3) días hábiles, continuos o discontinuos, únicamente en caso de extrema gravedad que haga imprescindible la presencia del agente solicitante.

SECCIÓN CUARTA

DEL MATRIMONIO PROPIO O DE HIJO

Art. 54º. LICENCIA POR MATRIMONIO PROPIO. Los que contrajeren matrimonio válido según la legislación argentina, gozarán de una licencia paga de doce (12) días hábiles a partir de la fecha de su celebración, la que podrá anticiparse hasta en cinco días si así se solicitare.

Art. 55º. TRÁMITE. El pedido de licencia deberá efectuarse con una antelación de ocho días corridos a la fecha en que la misma comenzará. La causal deberá acreditarse con la correspondiente partida al término de la licencia.

Art. 56º. LICENCIA POR MATRIMONIO DE HIJO. El agente tendrá derecho a licencia paga de dos (2) días hábiles en las mismas condiciones, por matrimonio de hijo.

Art. 57º. AGENTES EXCLUIDOS. Las licencias previstas en esta sección, no se acordarán durante el período de designación provisional ni a los agentes que cumplan interinatos inferiores a 6 (seis) meses.

SECCIÓN QUINTA

DE LA MATERNIDAD Y LACTANCIA

Art. 58º. LICENCIA POR MATERNIDAD. El personal de sexo femenino gozará de licencia por maternidad con goce de haberes, de noventa (90) días corridos, en dos períodos preferentemente iguales, uno anterior y otro posterior al parto, el último de los cuales no será menor de 45 días. La empleada podrá optar para que se le reduzca el período anterior al parto, el que en ningún caso podrá ser inferior a treinta días, en cuyo supuesto el resto de este período se acumulará al de postparto.

En oportunidad de formalizar la comunicación que prevé el artículo siguiente, la empleada deberá optar por uno u otro período de pre parto. Su silencio se entenderá como aceptación del período de cuarenta y cinco días.

En caso de parto prematuro se acumulará al descanso posterior todo el lapso de licencia que no se hubiera gozado antes del parto, de modo de completar los noventa días. La licencia por maternidad no se suspende durante los recesos judiciales.

Art. 59º. AVISO. Toda empleada que se encuentre embarazada, deberá comunicar de inmediato esta circunstancia acompañando certificado médico en el que conste la fecha probable de parto. La falta de comunicación oportuna producirá la pérdida del derecho a gozar de la fracción de licencia anterior al parto que no se hubiere usado. Para gozar del segundo período se deberá, en forma fehaciente, acreditar el nacimiento.

Todo pedido de licencia por maternidad se resolverá de inmediato, con indicación de la fecha inicial de la misma, de acuerdo a la opción efectuada por la empleada en relación al período de pre parto.

Art. 60º. NACIMIENTO SIN VIDA O SOBREVIDA ESCASA. En caso de que el fruto de la concepción naciera sin vida o muriese inmediatamente después, la madre tendrá derecho a los mismos beneficios acordados en los dos artículos precedentes. La causal deberá acreditarse del modo establecido en el artículo 50º o con la correspondiente partida.

Art. 61º. PERMISO POR LACTANCIA. La parturienta gozará de un permiso especial de una hora por día, a su elección, por lactancia, hasta completar seis meses posteriores al parto.

SECCIÓN SEXTA

DEL NACIMIENTO DE HIJO

Art. 62º. LICENCIA POR NACIMIENTO DE HIJO. El agente varón tendrá derecho a la licencia por nacimiento de hijo, la cual se concederá con total percepción de haberes por el plazo de dos (2) días hábiles siguientes al nacimiento; cuando éste se produjere en día inhábil, feriado o no laborable, se concederá un día más. Se acreditará con la partida de nacimiento o fotocopia autenticada.

SECCIÓN SÉPTIMA

DEL FALLECIMIENTO DE FAMILIAR

Art. 63º. LICENCIA POR FALLECIMIENTO DE FAMILIARES. El agente tendrá derecho a licencia remunerada en los casos de fallecimiento de parientes, por los términos siguientes:

a) Seis (6) días corridos por cónyuge, padres e hijos;

b) Tres (3) días corridos por familiares dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.

Art. 64º. FECHA DE OTORGAMIENTO Y AMPLIACIÓN DE PLAZOS. La licencia se otorgará a partir del día del fallecimiento o del siguiente hábil si en aquel el agente hubiere trabajado o no fuere hábil.

A los términos señalados en el artículo precedente, se adicionarán dos días hábiles, cuando por motivo del fallecimiento o sepelio, el agente deba trasladarse a más de doscientos kilómetros del lugar de residencia. En este caso, además, deberá presentarse la documentación pertinente que acredite dicho traslado y su motivo.

Art. 65º. TRÁMITE. En la solicitud de licencia por fallecimiento de familiar, se indicará nombre, parentesco, lugar y fecha de fallecimiento, acompañando la documental que acredite el vínculo. El deceso se acreditará dentro del plazo de treinta días posteriores al otorgamiento de la licencia, a cuyo fin el agente deberá presentar el correspondiente certificado de defunción o cualquier otro documento que acredite fehacientemente la causal invocada.

SECCIÓN OCTAVA

DE LA INCORPORACIÓN A LAS FUERZAS ARMADAS

Art. 66º. LICENCIA POR SERVICIO MILITAR. Se concederá licencia por incorporación a las Fuerzas Armadas al agente que deba cumplir con el servicio militar obligatorio, o incorporación como oficial o suboficial de reserva, por el tiempo que permanezca en servicio, más un período de treinta días, todo con arreglo a la legislación nacional sobre la materia.

Art. 67º. TRÁMITE. En todos los casos se acreditará con la cédula de llamada o fotocopia autenticada de la misma. De no resultar posible, se requerirá mediante oficio al Distrito Militar respectivo. Al reintegrarse, el interesado deberá acompañar constancia de la baja militar respectiva.

Art. 68º. COMPUTO COMO TIEMPO DE SERVICIO. El tiempo durante el cual el agente permanezca incorporado le será considerado período de trabajo para todos los beneficios que acuerda la antigüedad.

Art. 69º. PAGO REDUCIDO DE HABERES. Los agentes que accedan a esta licencia lo harán con goce del 50 % de la remuneración desde la fecha de su incorporación, hasta 30 días después de la baja. Esta licencia no se acordará al personal que no haya superado el período de designación provisional ni a los que cumplan interinatos.

SECCIÓN NOVENA

DEL EXAMEN

Art. 70º. LICENCIA POR EXAMEN. Para rendir exámenes en establecimientos universitarios o terciarios del Estado o privados -reconocidos por el Estado y del mismo nivel- se concederá licencia con goce de haberes hasta un total de quince días hábiles en el año, divididos en tres turnos iguales de cinco días por vez como máximo. Por razones de distancia, se reconocerá una ampliación de los plazos señalados, a cuyo fin será de aplicación el Art. 64º de este Reglamento -segundo párrafo- en lo que fuere pertinente. Los agentes tendrán derecho a permiso dentro del horario de trabajo cuando sea indispensable su concurrencia, a clases prácticas de asistencia obligatoria, extremo que deberá acreditar el recurrente mediante constancia escrita. Quienes se acojan a este beneficio estarán obligados a reponer las horas o el tiempo que empleen en las ausencias cuando el Jefe de Oficina así lo disponga.

Art. 71º. TRÁMITE. Al solicitar la licencia, el agente deberá indicar con toda precisión los datos que permitan individualizar la materia a rendir, sin cuyo requisito no se dará curso al pedido.

Art. 72º. CERTIFICADO DE EXAMEN. Dentro de los diez (10) días corridos de reintegrarse a sus funciones, el agente deberá presentar un certificado expedido por la autoridad educacional ante la cual se rindieron los exámenes, debiendo constar que así lo hizo y la fecha. Si el causante no hubiera rendido por causas imputables al mismo, se rectificará la licencia otorgada, considerándola extraordinaria sin goce de sueldo. En ambos casos la falta de presentación del certificado se considerará falta grave.

SECCIÓN DÉCIMA

DE LA DONACIÓN DE SANGRE

Art. 73º. LICENCIA POR DONACIÓN DE SANGRE. La licencia por donación de sangre se concederá trimestralmente por el día de la extracción, con total percepción de haberes, debiendo acreditarse con la constancia médica respectiva, visada por el Médico de Tribunales.

SECCIÓN UNDÉCIMA

DE LAS ACTIVIDADES CULTURALES

Art. 74º. LICENCIA POR ACTIVIDADES CULTURALES O DEPORTIVAS. Siempre que el servicio lo permita, podrá otorgarse licencia para participar en competencias deportivas o asistir a cursos de especialización o a congresos, seminarios y otros acontecimientos similares y que cuenten con auspicio oficial.

Art. 75º. TRÁMITE Y PLAZOS. Esta licencia deberá solicitarse con una antelación de ocho (8) días corridos y será otorgada por el plazo que el Superior Tribunal de Justicia estime pertinente, según la naturaleza, extensión del evento, y necesidades del servicio. A tal efecto, se requerirá previamente opinión al juez o superior de quien dependa el solicitante.

En todos los casos será obligatorio acreditar la asistencia o participación en el evento, reputándose falta grave su incumplimiento.

Art. 76º. ALCANCES. Esta licencia podrá otorgarse con goce de sueldo, con goce de medio sueldo o sin goce de sueldo, según disponga el Superior Tribunal de Justicia en consideración al caso y a los antecedentes del peticionante.

SECCIÓN DUODÉCIMA

DE LOS CARGOS ELECTIVOS

Art. 77º. LICENCIA POR CARGOS ELECTIVOS. El agente que fuera designado para desempeñar un cargo electivo o de representación política en el orden nacional, provincial o municipal, siempre que la ley específica no prevea un régimen más favorable, tendrá derecho a licencia sin goce de haberes por el tiempo que dure el mandato, y hasta 30 días subsiguientes al término de las funciones de que se trate.

SECCIÓN DECIMOTERCERA

DE LOS CARGOS EN LA ASOCIACIÓN JUDICIAL

Art. 78º. LICENCIA POR ACTIVIDADES PARA LA ASOCIACIÓN JUDICIAL. El agente que fuera electo Secretario General de la Asociación Judicial de la Provincia, tendrá derecho a licencia con goce de haberes para asistir a reuniones oficiales vinculadas a tal entidad y que justifiquen la presencia de aquél. La licencia será otorgada por el tiempo que tales eventos demanden. Por excepción, y cuando las circunstancias lo exijan, podrá extenderse esta licencia a un miembro más de la Comisión Directiva de la Asociación Judicial de la Provincia.

Al reintegrarse a sus labores, y dentro del plazo de tres (3) días corridos, el agente deberá acreditar su asistencia a la reunión de que se trate.

Art. 79º. PERMISO. Los mismos agentes mencionados en el artículo anterior y bajo similares condiciones, podrán solicitar permiso para retirarse en horas de trabajo, por el tiempo que fuere necesario para la atención de cuestiones vinculadas a la Asociación Judicial. El pedido se formulará al Sr. Presidente del Superior Tribunal de Justicia, a quien corresponderá su concesión o denegatoria, con intervención y notificación al respectivo Jefe de Oficina.

SECCIÓN DECIMOCUARTA

DE LA DECENAL

Art. 80º. LICENCIA DECENAL SIN GOCE DE HABERES. Después de diez años de actividad en el Poder Judicial, el agente tendrá derecho a una licencia de hasta doce (12) meses, sin goce de sueldo, fraccionable en dos períodos. Estos períodos podrán ser de idéntico o diferente número de meses y no menor de tres (3) meses. El uso de una fracción de esta licencia no implica la obligatoriedad de hacer uso de la fracción restante.

En ningún caso el agente podrá acumular los beneficios otorgados por este artículo, computando dos o más decenios a la vez.

SECCIÓN DECIMOQUINTA

DE LAS RAZONES PARTICULARES

Art. 81º. LICENCIA POR RAZONES PARTICULARES. Siempre que el servicio lo permita, podrá otorgarse licencia con goce de sueldo por razones de índole particular por el término máximo de hasta cinco (5) días hábiles en el año calendario. Es facultad del Superior Tribunal de Justicia acordar o no esta licencia, según lo permitan las exigencias del servicio.

Art. 82º. TRÁMITE. Las licencias de que trata esta sección deberán solicitarse con expresión de los motivos y -salvo casos de urgencia debidamente acreditados- con una antelación mínima de 24 (veinticuatro) horas. Sólo se otorgarán previa opinión favorable del juez o superior de quien dependa el solicitante.

Art. 83º. LIMITES. No se otorgarán licencias que obedezcan a razones particulares durante los meses de noviembre y diciembre. No se podrá otorgar licencia por motivos particulares a más de un agente por vez, en cada Tribunal u oficina, ni tampoco al personal provisorio, reemplazante o interino. No se otorgará esta licencia por más de un día por mes.

SECCIÓN DECIMOSEXTA

DE LAS CIRCUNSTANCIAS ESPECIALES

Art. 84º. LICENCIA EXTRAORDINARIA POR CIRCUNSTANCIAS ESPECIALES. Por circunstancias especiales, el Superior Tribunal de Justicia podrá conceder licencia con o sin goce de haberes por el tiempo que estime oportuno y siempre que el servicio lo permita. Sin embargo, este tiempo no podrá exceder en ningún caso de un año ni concederse a más de un agente por vez en cada Tribunal u oficina, ni otorgarse al personal provisorio, ni al reemplazante interino. Cuando la licencia se otorgue con el goce de sueldo, lo será con el cincuenta por ciento de los haberes que corresponda al período otorgado.

Art. 85º. TRÁMITE. Esta licencia se solicitará con ocho (8) días corridos de antelación, salvo que las circunstancias alegadas lo impidieran. Previo a su otorgamiento, se requerirá opinión del juez o superior de quien dependa el solicitante.

SECCIÓN DECIMOSÉPTIMA

DE LA ACUMULACIÓN DE LICENCIAS

Art. 86º. ACUMULACIÓN DE LICENCIAS. Salvo impedimentos de servicios debidamente acreditados ante el Superior Tribunal de Justicia, únicamente las licencias por razones particulares y la extraordinaria por circunstancias especiales, son acumulables entre sí. En caso de que se produzca esta acumulación, el plazo en conjunto no podrá exceder los cinco días corridos, cuando la licencia especial fuese otorgada con goce del 50% de los haberes. Si esta última licencia fuere otorgada sin goce de haberes, no regirá esta limitación.

SECCIÓN DECIMOCTAVA

DE LAS NORMAS COMUNES A LAS LICENCIAS

Art. 87º. SANCIONES. El agente que haya simulado la existencia de una causal para obtener licencia, su prórroga o justificación de inasistencia o el que de cualquier modo haya participado en el hecho, incurrirá en falta grave que podrá ser sancionada con suspensión de diez a veinte días sin goce de sueldo y sin obligación de prestar servicios. La reiteración, en los casos de este artículo, podrá ser causal de cesantía.

Art. 88º. AUTORIDADES OTORGANTES DE LICENCIAS Y DE JUSTIFICACIÓN DE INASISTENCIAS O TARDANZAS. Cuando la licencia o justificación no exceda de 10 días, será resuelta por el Presidente del Superior Tribunal de Justicia. Por mayor tiempo, decidirá el Superior Tribunal de Justicia en pleno.

En casos de licencia o justificación que no exceda de 10 (diez) días, si el Presidente lo considerare conveniente, puede pasar el pedido a acuerdo plenario. Cuando la resolución fuese denegatoria de la justificación de inasistencia o tardanza, y conlleve una sanción, la misma será decidida por el Superior Tribunal Justicia en pleno.

Art. 89º. FORMAS DE SOLICITUD DE LICENCIA. Toda solicitud de licencia deberá formularse por escrito con la antelación prevista en este Reglamento para cada caso, salvo urgencia debidamente acreditada. La nota debe ser dirigida al Presidente del Superior Tribunal de Justicia, elevándose por la vía jerárquica.

Art. 90º. INFORME PREVIO Y VISTA AL FISCAL. Antes de conceder licencias, de justificar inasistencias o tardanzas, el Secretario de Superintendencia rendirá un informe detallado de las licencias concedidas, inasistencias injustificadas y de tardanzas incurridas con anterioridad en el año calendario, y de toda otra circunstancia que permita juzgar sobre la procedencia o improcedencia del nuevo pedido. En tal sentido, Secretaría de Superintendencia deberá confeccionar una ficha individual de asistencia de cada empleado para ser consultada en esos casos, actualizada cada día, y cuyo modelo integra el Anexo I del presente Reglamento.

De lo solicitado e informado, por vía de Secretaría de Superintendencia, se correrá vista al Sr. Fiscal General del Superior Tribunal de Justicia para que emita opinión. Lo dispuesto es sin perjuicio de los casos en que este Reglamento exige, además, la opinión previa del juez o superior de quien dependa el solicitante.

Art. 91º. NOTIFICACIÓN DE LA RESOLUCIÓN. La resolución se notificará al interesado, vía Secretaría de Superintendencia.

Art. 92º. PROHIBICIONES – DESISTIMIENTO. No podrá usarse la licencia solicitada antes de su concesión, salvo razones de urgencia o de fuerza mayor debidamente acreditadas.

Podrá desistirse de la solicitud de licencia y asimismo, se podrá renunciar total o parcialmente a la licencia otorgada, excepto la de los recesos anuales, que es obligatoria.

En los casos en que la vacante producida por licencia sin goce de sueldo, hubiere sido cubierta por un interinato, el titular no podrá renunciar a la licencia pendiente otorgada.

En ningún caso corresponderá el pago de compensaciones económicas por licencias no gozadas.

CAPÍTULO NOVENO

DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO

Art. 93º. SANCIONES. Sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales que pudieran resultar de las violaciones al presente Reglamento y de lo expresamente previsto en el mismo en relación a determinadas faltas, el personal se hará pasible a las siguientes sanciones:

a) Prevención;

b) Apercibimiento;

c) Descuento de haberes;

d) Suspensión provisoria;

e) Suspensión de hasta treinta días;

f) Postergación de ascenso;

g) Cesantía;

h) Exoneración.

Art. 94º. CAUSAS DE SANCIONES MENORES. Sin perjuicio de los supuestos expresamente previstos en este Reglamento, son causas para aplicar las sanciones previstas en los incisos a) a f) las siguientes faltas:

a) Incumplimiento reiterado del horario;

b) Inasistencias injustificadas reiteradas;

c) Negligencia en el cumplimiento de sus funciones;

d) Falta de respeto a sus superiores, subordinados, compañeros o público;

e) Violación o incumplimiento de los deberes y obligaciones establecidos en este Reglamento, siempre que no corresponda sanción mayor.

Art. 95º.- CAUSAS DE CESANTÍA. Sin perjuicio de los supuestos expresamente previstos en este Reglamento, son causas de cesantía:

a) Comisión de delito doloso;

b) Acumulación de veinte inasistencias injustificadas en el año, continuas o discontinuas. A tal efecto, se computarán los 365 días inmediatos anteriores a la fecha de la o las inasistencias que motivan la sanción;

c) Incurrir en actos reiterados de: adulteración de tarjetas de asistencia o en la planilla de entrada y salida; registrar tarjeta de asistencia y no prestar servicios; hacer registrar por otro la tarjeta; suscribirla por otro; o autorizar cualquiera de estos hechos.

d) Cuando el agente cometiere falta que diere lugar a suspensión que –contabilizada con las anteriores- represente 30 días en el año. A tal efecto se computarán los 365 días inmediatos anteriores a la fecha de la falta.

e) El abandono reiterado de servicio sin causa justificada;

f) Faltas reiteradas en el cumplimiento de sus deberes y obligaciones funcionales;

g) Ser concursado, salvo debida justificación;

h) Simulación reiterada de la existencia de una causal para obtener licencia;

i) Violación al art. 10 d) de este Reglamento;

j) Inconducta del agente que configure pérdida de confianza y que, por su gravedad, valorada prudencialmente por el Superior Tribunal de Justicia, según el carácter de la relación, y las modalidades y circunstancias personales de cada caso, impida la prosecución de la relación;

k) Las demás previstas en este Reglamento.

Art. 96º. CAUSAS DE EXONERACIÓN. Son causales de exoneración:

a) Comisión de delito doloso relacionado con la administración de justicia y/o la administración pública;

b) Ser declarado en quiebra fraudulenta;

c) Las demás previstas en este Reglamento.

Art. 97º. CARÁCTER DE LAS SUSPENSIONES. La sanción de suspensión se cumplirá sin percepción de haberes y sin prestación de servicios.

Art. 98º. AUTORIDAD DE APLICACIÓN. Salvo delegación expresa de las facultades de Superintendencia, las sanciones serán aplicadas por el Superior Tribunal de Justicia en pleno, con registro de las mismas en el legajo personal del agente, y con intervención del Fiscal General del Cuerpo.

Art. 99º. SUMARIO PREVIO. Las suspensiones mayores de cinco días, los descuentos de haberes por más de quince días, las suspensiones provisorias, la postergación en el ascenso, la cesantía y las exoneraciones sólo podrán disponerse previa la instrucción del sumario respectivo, el que deberá garantizar debidamente el derecho de defensa.

Se asegurará al agente el ejercicio pleno del derecho de defensa, pudiendo acceder libremente a las actuaciones, ofrecer la totalidad de las pruebas que hagan a su derecho y producirlas en forma. Podrá intervenir con patrocinio letrado. El denunciante de la falta no es parte del sumario, salvo el caso en el que ésta acción sea iniciada por el Sr. Fiscal del Superior Tribunal de Justicia.

PROCEDIMIENTO. Los sumarios podrán iniciarse por oficio o por denuncia. En ambos casos las actuaciones pasarán al Sr. Fiscal del Superior Tribunal de Justicia para que determine, inicialmente, cual es el precepto violado y ofrezca la prueba que estime necesaria. Fecho, se correrá traslado al agente por el término de tres días para que produzca su descargo y ejercite su defensa. La falta de contestación en tiempo y forma dará lugar a la declaración en rebeldía, la que conlleva el decaimiento de los derechos dejados de usar. La apertura a prueba de las actuaciones no podrá exceder los diez días, cumplido lo cual pasarán los autos nuevamente al Sr. Fiscal General del Superior Tribunal de Justicia para el dictamen definitivo. Rendido éste, se deberá constituir el Tribunal conforme a la norma del art. 96 de éste Reglamento para emitir pronunciamiento. El instructor del sumario es el Sr. Presidente del Excmo. Superior Tribunal o el Vocal del Cuerpo que expresamente sea habilitado en esa función, actuando como Secretario el titular de Secretaría de Superintendencia.

Art. 100º. CRITERIOS DE VALORACIÓN DE LA FALTA. Toda sanción se graduará teniendo en cuenta la gravedad de la falta o infracción, los antecedentes del agente y, en su caso, los perjuicios causados. Sin embargo, el Superior Tribunal de Justicia podrá fraccionar o disminuir la sanción o declararla en suspenso o sobreseer las actuaciones cuando razones de servicio y los antecedentes personales o la idoneidad del agente así lo aconsejen.

El personal no podrá ser sancionado sino una sola vez por una misma causa. Pero las causas precedentes podrán ser tenidas en cuenta como antecedentes cuando -unidas a una nueva- configuren con ella -según este Reglamento- una causa más grave.

CAPITULO DÉCIMO

DE LOS RECURSOS

Art. 101º. RECURSOS CONTRA RESOLUCIONES SOBRE LICENCIAS. Contra las resoluciones sobre licencias dictadas por el Presidente del Superior Tribunal de Justicia, podrá recurrirse ante el Superior Tribunal de Justicia en pleno, en escrito fundado, dentro de los cinco (5) días de su notificación. Conjuntamente con el pedido deberá ofrecerse la prueba del caso.

La presentación se efectuará en Secretaria de Superintendencia, cuyo responsable certificará la fecha en la cual el agente se notificó de la resolución que recurre, a los fines de su viabilidad dentro del término establecido. La resolución en plenario es irrecurrible.

Las resoluciones sobre licencias superiores a diez (10) días, dictadas por el Superior Tribunal de Justicia en pleno, son recurribles en reposición ante el mismo Cuerpo, bajo las mismas formalidades y plazo precedentes. La resolución que recayere es irrecurrible. El Fiscal General del Superior Tribunal de Justicia es parte en el procedimiento prescripto en este artículo.

Art. 102º. RECURSOS CONTRA SANCIONES DISCIPLINARIAS. Contra las resoluciones denegatorias de justificaciones de inasistencias o de tardanzas -que conlleven sanciones- y contra toda resolución sobre sanciones disciplinarias dictadas por el Superior Tribunal de Justicia en pleno, podrá recurriese en reposición ante el mismo Cuerpo, bajo idénticas formalidades que las prescriptas en el artículo anterior.

El Fiscal General del Superior Tribunal de Justicia es parte en el procedimiento prescripto en este artículo.

CAPITULO UNDÉCIMO

DE LAS DISPOSICIONES GENERALES

Art. 103º. APLICACIÓN SUPLETORIA. Serán aplicables supletoriamente, siempre que no resultaren incompatibles con este Reglamento y con los principios y reglas del servicio de Administración de Justicia, el Estatuto del Empleado Público con sus modificatorias, y los principios generales del derecho administrativo. En todos los casos que fuere menester, el Superior Tribunal de Justicia podrá dictar normas interpretativas, ampliatorias o declaratorias del presente Reglamento.

CAPITULO DUODÉCIMO

DE LAS DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Art. 104º. VIGENCIA. El presente Reglamento entrará a regir a partir del 1º de Enero de 1989, y se aplicará a las causas pendientes en cuanto resultare más favorable al agente.

La reforma del art. 37 de éste Reglamento para el Personal del Pode Judicial, rige a partir del 1º de Octubre del año en curso, mientras que la correspondiente al art. 52 regirá a partir del 1º de diciembre del corriente año.

Art. 105º. CONDICIONES ESPECIALES DE INGRESO E INTERINATOS. Las condiciones especiales de ingreso previstas en el artículo 2º del presente Reglamento, regirán a partir de la vigencia del régimen sobre concursos que establezca el Superior Tribunal de Justicia. En los casos de interinatos efectivizados con anterioridad a la vigencia del régimen sobre concursos, y que subsistan a esa época, los agentes de que se trate tendrán prioridad para su designación definitiva en la categoría que el Superior Tribunal de Justicia disponga, sin necesidad de cumplimentar las condiciones especiales mencionadas.

Art. 106º. DEROGACIÓN DE DISPOSICIONES. Queda derogada la Acordada Nº 4/87 y toda otra que se oponga a la presente.

Art. 107º. Regístrese, notifíquese al personal, publíquese en el Boletín Judicial, etc.