Expediente: D-23238-2018
Tribunal: Tribunal del Trabajo Sala IV
Competencia:
Fecha: 29/03/2019

En la ciudad de San Pedro de Jujuy, a los 29 días del mes de marzo del año dos mil diecinueve se reúnen en dependencias de Tribunales los Sres. Vocales integrantes de la Sala IV del Tribunal del Trabajo de la Provincia de Jujuy Dres. Silvia Elena Yecora, Eladio Guesalaga y Gustavo Alberto Toro, quienes con Presidencia de la primera de los nombrados, vieron y analizaron las constancias del Expediente Nº D – 23.238/185 caratulado: “EXCLUSIÓN DE TUTELA SINDICAL / DESAFUERO: LEDESMA S.A.A.I c/ SOLORZANO, LUIS”, y luego de las deliberaciones del caso,

La Dra. Silvia Elena Yecora dijo:

1.- Que a fs. 58/62 vta. se presenta el Dr. Diego D´Andrea Cornejo como apoderado de la razón social Ledesma S.A.A.I. promoviendo demanda por Exclusión de Tutela Sindical en contra del Sr. José Luis Solórzano DNI Nº 23.307.330.-

Manifiesta que el demandado ingresó a trabajar para su mandante el 18/05/2001 como obrero operario temporario en la Planta de Jugos, quien al día de la fecha continúa desempeñándose como operario calificado, de temporada, dentro de sus tareas se encuentra la de selección de frutas. Agrega que cumple funciones de delegado del personal del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, siendo elegido por tres periodos consecutivos: 30/09/2013 al 30/09/15; 30/09/15 al 30/09/17 y actualmente por el período 30/09/17 al 30/09/19, razón por la cual goza de la tutela especial que le acuerda el art. 48 de la ley 23551.-

Denuncia que en numerosas ocasiones el Sr. José Luis Solórzano incurrió en faltas de carácter disciplinario principalmente por ausencias sin justificar que motivaron sucesivos llamados de atención y suspensiones en procura de que modificara su conducta, no obstante lo cual en el último año incurrió en reiteradas indisciplinas, puntualmente el día 17/03/2018 en que fue sorprendido consumiendo una naranja, hecho que configura una falta grave, puesto que ingerir alimentos sobre la cinta de transporte o en el mismo proceso está prohibido por las consecuencias sépticas y contaminantes que esta acción puede acarrear, lo que podría desencadenar en una gran perdida para la producción y la empresa, norma que responde a las Buenas Prácticas del Proceso de Manufactura de cualquier establecimiento alimenticio, las cuales son una serie de prácticas y procedimientos que se encuentran incluidos en el Código Alimentario Argentino desde el año 1997, por lo que son obligatorias para los establecimientos que comercializan sus productos alimenticios para lograr la inocuidad de los alimentos que se manipulan.

En esta ocasión el Sr. Solorzano se encontraba consumiendo una fruta sobre la segunda mesa de selección, acción advertida por el Jefe de Fábrica Ing. Luis Valverde quién llamo la atención a Solorzano en dos oportunidades, quien continuó con su actitud desafiante cometiendo un hecho de indisciplina. Esta escena fue presenciada por su compañera Melisa Mendoza, Javier Cari que se encontraba ocasionalmente en el lugar y el Sr. Alberto Fabián Ortega quien se desempeñaba como jefe de turno, estos fueron testigos de la actitud del Sr. Solorzano para con su superior, haciendo caso omiso al pedido y continuando con dicha actitud, la que contraviene las normas de inocuidad.-

Que, el día 20/03/2018 protagonizó un nuevo hecho de indisciplina, siendo sorprendido, esta vez utilizando auriculares durante el desempeño de su labor, siendo la prohibición de uso de auriculares de música una de las diez reglas generales de seguridad de la fábrica, por lo que dicha violación constituye una falta gravísima, ya que el incumplimiento a esas normas pone en peligro no sólo la integridad física del trabajador, sino la de todos los operarios de la planta, como también la seguridad y calidad de los procesos, Normas transmitidas al personal a través de capacitaciones y cartelerías exhibidas en diversos lugares de la planta; falta advertida por el jefe de Turno Sr. Pascual Galarza quien solicitó al Sr. Solorzano que se quitara los auriculares, haciendo caso omiso a la instrucción, ante lo que el jefe de turno informo al jefe del Departamento, todo lo cual, y siendo reincidente en diversas indisciplinas, amerita la aplicación de una sanción disciplinaria, para lo cual es necesario que previamente sea desafectado de la tutela que le otorga la Ley 23551 en virtud del cargo gremial que detenta, a fin de aplicar la sanción de (10) diez días que es proporcional a las faltas cometidas. Cita derecho, ofrece pruebas y pide se haga lugar a lo solicitado, con costas.-

2.- Habiéndose impuesto a la demanda el trámite del Juicio Sumarísimo, de conformidad a las prescripciones de los artículos 395, subsiguientes y concordantes del CPC, de aplicación supletoria al fuero laboral (art. 103 CPT) y por remisión del art. 47,52 y cctes. de la Ley 23.551, se corre el pertinente traslado, compareciendo a fs. 82/86 el Dr. Luis Hernán Paz en representación del Sr. José Luis Solórzano a mérito de la copia juramentada de Poder General para Juicios obrantes a fs. 70/vta.; plantea improcedencia de la acción, falta de presupuesto de admisibilidad, diciendo que la actora pretende una utilización abusiva desvirtuada y distorsionada de la exclusión, sin precisar el tipo y graduación de sanción que pretende imponer, siendo que la determinación concreta hace a la procedencia misma de la acción de exclusión, por lo que su omisión hace improcedente tal pedido. Limitarse a pedir la exclusión, tiene vinculación con el derecho de defensa, el que se ve afectado e impede al juez analizar la razonabilidad de lo solicitado por la empresa. Cita jurisprudencia. Dice que la acción interpuesta por Ledesma S.A.A.I. en contra de José Luis Solórzano adolece de un requisito esencial sin el cual la misma no debe prosperar, es decir el tipo de sanción que se pretende aplicar y la graduación de la misma, no basta solo con expresar el objeto. En subsidio contesta demanda; en forma general niega los hechos y afirmaciones esgrimidas por la actora, como verdad de los hechos dice que efectivamente el demandado reviste el cargo de delegado sindical con mandato vigente. Desde su ingreso a la empresa se desempeño como operador de máquina, habiendo sido modificadas sus condiciones laborales en el año 2018, al ser trasladado al sector de clasificación de frutas, resultando el mismo ilegal, ya que no le precedió la necesaria exclusión de tutela sindical requerida conforme lo dispone el art. 52 de la ley 23.551, de ninguna manera se puede aceptar que un comportamiento ilegal de la empresa pueda justificar la aplicación de una sanción, así como tampoco se puede considerar falta alguna por haberse negado a declarar ante la jefa de asuntos laborales de la empresa , siendo una instancia unilateral y sin asesoramiento, niega que hayan ocurrido el hecho de la naranja y el uso de auriculares mientras trabajaba. Solicita proporcionalidad de la sanción pretendida por la actora, que se realice un control entre los hechos alegados por la empresa como supuestas faltas y la sanción que pretende aplicar. Finaliza la defensa con el ofrecimiento de pruebas, hace reserva de caso federal y peticiona que se rechace la demanda con expresa imposición de costas.-

3.- A fs. 122/123 vta., rola agregada acta de audiencia art. 398 del CPC en la cual se tomaron las testimoniales de los Sres. Luis Oscar Valverde, Pascual Galarza Cari, Alberto Fabián Ortega y Melisa Gabriel Mendoza.-

4.- Conforme la litis quedó trabada, corresponde en primer lugar resolver el planteo de improcedencia de la acción ante la falta de un presupuesto de admisibilidad, y en segundo lugar, la procedencia o improcedencia de la exclusión de tutela solicitada. Respecto al planteo de improcedencia de la acción por falta de determinación de la sanción que se pretende aplicar al Sr. José Luis Solórzano, cabe consignar que cuando Ledesma S.A.A.I interpone la demanda a fs. 58/62 vta., específicamente a fs. 60 vta. precisa que “…solicita se ordene la exclusión de la tutela que detenta el demandado, a fin de aplicar la sanción de diez (10) días, la que es proporcional a las faltas cometidas…”; corresponde en consecuencia no hacer lugar al mismo ya que se encuentra precisada la sanción disciplinaria que se pretende aplicar al trabajador. Sin perjuicio de ello el Superior Tribunal dijo: …“Que, en consecuencia, le asiste razón al recurrente en el sentido que podía pedir la exclusión de tutela en lo que hace al procedimiento, sin que sea necesario mencionarse la sanción a aplicar” (L.A. Nº 34, Fº 253/258, Nº 104).-

Siendo esto así, aparece como cuestión central a analizar y resolver, valorando además las probanzas incorporadas a la causa, si resulta atendible el pedido de exclusión de tutela promovido por Ledesma SAAI.-

En orden a ello, con las probanzas precedentemente analizadas, tengo para mí que la versión de los hechos explicitados en el escrito inicial que originan la promoción del presente pedido de exclusión de tutela se encuentra corroborada suficientemente con los elementos de juicio colectados en los obrados, con lo cual entiendo que la cuestión en debate debe ser resuelta en sentido favorable a la petición de la parte actora.-

Ello es así por cuanto no hay duda alguna que nos encontramos en presencia de una causal objetiva invocada por la patronal que lejos está de significar una actitud del principal dirigida a afectar el derecho de libertad sindical y el pleno ejercicio de las funciones gremiales del demandado.-

Sobre el particular, debe tenerse presente lo dicho reiteradamente por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia cuando expresó que “…para que se resuelva la exclusión de tutela, basta que existan elementos como para pensar prima facie que el representante sindical cometió una falta; la discusión sobre si el incumplimiento existió o no corresponde al eventual proceso que se formará si la empleadora aplica la sanción para la cual solicitó la exclusión de la garantía y el afectado la cuestiona judicialmente”. (L.A. Nº 43, Fº 367/368, Nº 137).-

De igual modo, el Alto Tribunal tiene dicho “Que el carácter no definitivo de la decisión o aprobación judicial de exclusión de tutela, solo requiere que existan, a criterio del Juzgador, indicios suficientes sobre las causales invocadas por el empleador al promover la acción, solo analiza la legitimidad de la pretensión y la verosimilitud de los hechos planteados para disponerla. No se juzga en este proceso sobre el carácter lícito o no de la medida; dichos aspectos, como en el caso de cualquier trabajador que no goce de tutela especial, podrán ser objeto de debate en un proceso ordinario autónomo posterior, donde podrán discutir el fondo del asunto”(Voto de la Dra. Bernal en L.A. Nº 50, Fº 370/371,Nº 120).-

Propicio entonces hacer lugar a la demanda, disponiendo el levantamiento de la protección que se ha solicitado.-

Las costas del proceso se imponen al demandado vencido (art. 95 del C.P.T.), En relación a los honorarios, teniendo en cuenta la calidad en la que ha actuado en las diferentes etapas del proceso y lo establecido por los Arts. 17º, 23º, y 26º de la Ley 6112, se establecen los estipendios profesionales de los Dres. Diego D´Andrea Cornejo en la suma de pesos once mil doscientos cincuenta ($11.250) y Dr. Luis Hernán Paz en la suma de pesos siete mil ochocientos setenta y cinco ($7.875), con más IVA de corresponder y los que deberán incrementarse en caso de mora y hasta el efectivo pago, según Doctrina Legal del Superior Tribunal de Justicia (Libro de Acuerdo Nº 54 Fº 673/678 Nº 235), a la Tasa Activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina.

Así voto.-

El Dr. Eladio Guesalaga dijo:

Adhiero al voto de Presidencia de Trámite por reflejar lo oportunamente deliberado:

Así voto.-

El Dr. Gustavo Alberto Toro dijo:

Adhiero al voto de Presidencia de Trámite.-

Así voto.-

Que por las consideraciones precedentes, la Sala IV del Tribunal del Trabajo de la Provincia de Jujuy,

RESUELVE

1.- Hacer lugar a la demanda promovida por Ledesma S.A.A.I. y en consecuencia disponer la exclusión de la Tutela Sindical acordada al demandado José Luis Solórzano DNI Nº 23.307.330 por la ley 23551 en virtud del cargo que ejerce en la actualidad.-

2.- Imponer las costas al demandado vencido (art. 95 del C.P.T.).-

3.- Regular los honorarios del de los Dres. Diego D´Andrea Cornejo en la suma de pesos once mil doscientos cincuenta ($11.250) y Dr. Luis Hernán Paz en la suma de pesos siete mil ochocientos setenta y cinco ($7.875), conforme lo expresado en los considerandos.-

4.- Notifíquese, agréguese copia en autos, etc.-